ENTUSIASMO, CONFIANZA Y TRABAJO

ENTUSIASMO, CONFIANZA Y TRABAJO
Éxito significa CONSEGUIR

miércoles, 25 de enero de 2012

Tres trucos para mejorar en el arte de DELEGAR

Alguien muy cercano me comentaba hoy sobre la importancia de este asunto.Como podréis imaginaros, las personas que piensan en delegar, habitualmente están sobrecargadas de asuntos y cuestiones a resolver. Un ejemplo muy claro es una madre de familia y que además trabaja fuera de casa.


¿Te es familiar esa  lista de tareas pendientes  tan larga como la Torre Eiffel?

¿Y qué me dices de esos días en los que las ojeras te van llegando a los talones y encima no hay tiempo que perder?

Es el momento de DELEGAR...Si, claro, pero... ¿qué hay que hacer para delegar bien, para que funcione de verdad? Porque no nos engañenos,  a veces los posibles candidatos se rebelan; ó se les olvidó ó...o el resultado dista kilómetros de lo deseado.

Puedo darte una magnífica noticia : ¡SE PUEDE APRENDER A DELEGAR!

Sí, porque delegar requiere sus técnicas, sus conocimientos y lógicamente PRÁCTICA. ¿O te sale igual la paella ahora después de haberla hecho mil veces, que la primera vez  que la hiciste en tu vida? Seguramente no hay color entre una y otra...

Pues con esto es lo mismo:

¡¡Vamos a por ello y a convertirnos en DELEGADORAS DE ÉXITO!!!.

Aquí van por hoy TRES TRUCOS que pueden cambiarnos la vida:

1ª Selecciona siempre a la persona adecuada para el trabajo. Para elegirla, busca entre estas dos razones:
- es el mejor cualificado y por tanto puede lograr los mejores resultados.
- el elegido será el más beneficiado aprendiendo de esta experiencia y contribuirá a su desarrollo, lo cual le servirá más adelante para cualquier cosa.

 Recuerdo haber leído en el caso de la famosísima Martha Stewart, cómo gran parte de las habilidades que hoy posee y le han hecho tener el emporio que tiene, las aprendió en casa. Como era la mayor de seis hermanos, la economía no era muy bollante y su madre trabajaba fuera. Aprendió a cocinar, coser, trabajar en el jardín, etc, etc...Y cuánta rentabilidad ha sacado de todo esto!!

 Delega a través del dialogo. No hables tú  todo el tiempo, y no lo hagas en el pasillo a prisa y corriendo.Delega en un ambiente que te permita  dar una explicación completa (Se entiende que hablamos de tareas con cierto grado de complejidad, sacar la basura no requiere tanta parafernalia, por lo general) Minimiza las interrupciones y date un tiempo de sobra para el diálogo. Involucra a la persona en la discusión y fomenta sus comentarios y sugerencias. En lugar de preguntar: ¿Entiendes lo que quiero decir?, pregunta cosas como, "¿tienes algunas ideas sobre cómo podrías hacerlo? Con esto sabrás mejor si lo que pediste fue comprendido bien.

Y por último...

Haz siempre comentarios positivos y constructivos. No te enfoques en lo que está mal, sino más bien en lo que se puede hacer para lograrlo mejor. Dí cosas del tipo..."Parece que hay un problemilla aquí. ¿Qué es lo que necesitas hacer para continuar adelante?

En fín, creo que por hoy no ha estado nada mal.

Tengo que confesaros que mientras escribo este texto, mi marido está en la cocina preparando la cena...¡¡¡Voy a ver que me encuentro en la cocina cuando llegue!!! ;--))


Un fuerte abrazo para tod@s y feliz semana!! ;--)
Gracias por tu visita, es todo un honor para mí. Espero que te hayas sentido como en casa. Si quieres, puedes dejarme tus comentarios para mejorar y poder serte más útil. Espero volver a"verte" por aquí.

Un gran abrazo de corazón,

Elena